ASEPEYO Nº25

P Á G I N A 8 azuL Síguenos www.asepeyo.es Elige una vida saludable w w w . a s e p e y o . e s V I D A S A N A Alimentos que nos aportan energía En estas fechas de vuelta a la rutina por el fin de las vacaciones es normal que necesitemos energía extra. Para conseguirlo recomendamos, además de realizar actividad física de forma regular y descansar según tus necesidades, llevar una alimentación variada y equilibrada compuesta por alimentos energéticos. Según la Fundación para la Diabetes, este tipo de alimentos son los compuestos principalmente por hidratos de carbono y grasas, y que nos proporcionan energía. Nosotros proponemos a continuación una serie de alimentos que proporcionan ese aporte extra y que todos tenemos en la cocina. FRUTOS SECOS Es el alimento energético más recurrido. Tienen un alto contenido en fibra y en ácidos grasos esenciales que el organismo no obtiene por sí mismo. Aportan proteínas, son también antioxidantes y, aunque son altos en calorías, un puñado de nueces, almendras o pistachos consigue un aporte de energía momentáneo que muy pocos otros alimentos alcanzan. FRUTOS ROJOS Las fresas y las frambuesas son ricas en vitamina C y B, los arándanos en C, las moras en C y E… Estos frutos no contienen solo vitaminas fundamentales para una energía vital diaria, sino que, además, contienen minerales como el calcio, potasio, hierro o el fósforo. Por si esto fuera poco, son antiinflamatorios naturales y tienen efectos prebióticos para la fibra intestinal. Debemos consumir, al menos, cinco raciones de frutas o verduras, preferentemente, de temporada. VERDURAS En nuestras comidas, no deben faltar las ensaladas y las verduras de todo tipo, color y variedad. Se pueden introducir como primer plato, o como acompañamiento del segundo. AVENA La avena es rica en fósforo, calcio, hierro y lecitina. Si consumes este cereal hazlo en su forma integral (igual que el resto de cereales) se absorberá más lentamente, lo que te proporciona energía durante más tiempo. Se recomienda desayunar todos los días cereales integrales en cualquiera de sus formas y aprovechar la fibra y el efecto saciante que poseen. PLÁTANO La fuente de potasio por excelencia. El plátano ayuda a la contracción de los músculos y al buen funcionamiento del corazón. CHOCOLATE Uno de los alimentos con energía, más socorrido y extendido. Sin embargo, hay que tener cuidado: solo se consigue el propósito energético si se trata de chocolate lo más puro posible, con un alto porcentaje de cacao. El chocolate también mejora el estado anímico y aporta hierro, potasio, magnesio y vitaminas A, E, y del grupo B. Recuerda que es importante no consumir chocolate y otras sustancias con efecto estimulante sobre el sistema nervioso, (como café, té o refrescos con cafeína) durante las últimas horas del día, ya que pueden afectar a tu descanso nocturno. SEMILLAS Y PIPAS Especialmente las semillas de lino, el sésamo y las pipas de girasol (máximo 30 gramos al día, crudas y sin sal, evitando el consumo con la tensión alta y/o retención de líquidos). Las pipas de calabaza también son ricas en ácidos grasos omega-6 y omega-9, en ácido fólico y contienen una gran cantidad de nutrientes. Si te sientes con fatiga durante el día, al ingerir un puñado de semillas o pipas te sentirás con más vitalidad al momento, siendo una de las soluciones más rápidas contra el cansancio físico. PESCADO AZUL Fuente por excelencia de gran cantidad de vitaminas como la A, D, B1, 12 o la 6. Contiene una serie de minerales, como el calcio o fósforo. LÁCTEOS Según la Fundación Española del Corazón la leche es una de las principales fuentes de calcio y sus proteínas de alto valor biológico la convierten en un alimento ideal para cubrir las necesidades de una persona. Junto con la vitamina D y la lactosa favorece una absorción más completa, además, las importantes proporciones de ácidos grasos que contiene facilitan su digestibilidad. LEGUMBRES Se complementan muy bien con los cereales, es por eso que todas aquellas comidas en las que se combinen estos dos alimentos logran un buen equilibrio nutritivo, por ejemplo: lentejas con arroz, garbanzos con fideos, legumbres con picatostes, frijoles con maíz… Además de su riqueza en proteínas, las legumbres tienen un alto contenido en fibra, minerales, vitaminas del grupo B (contribuyen al funcionamiento normal del corazón), abundantes hidratos de carbono y potasio. Se recomienda consumir 3-4 raciones de legumbres a la semana. Elegir un estilo de vida saludable tiene impacto incluso en la salud emocional. Un estilo de vida que beneficie nuestra salud incluye además una buena alimentación, algo fundamental si queremos cuidar nuestro cuerpo, pero también conlleva otro tipo de cuidados que no podemos desatender.

RkJQdWJsaXNoZXIy NTEwODM=