ASEPEYO Nº27

P Á G I N A 8 azuL Síguenos www.asepeyo.es El principal consejo es buscar productos que no contengan más de 4-5 ingredientes: cuantos menos contenga, más natural y sano será. w w w . a s e p e y o . e s V I D A S A N A ¿Sabes leer la etiqueta de los alimentos? ORDEN DE LOS INGREDIENTES El principal consejo es buscar productos que no contengan más de 4-5 ingredientes: cuantos menos contenga, más natural y sano será. Lo que encuentras en los primeros lugares es lo que el producto contiene en mayor cantidad. Por ejemplo, un pan de centeno debería listar granos o centeno antes de harina de trigo o harinas refinadas. ADITIVOS Las Es. Son sustancias que se añaden al alimento para que dure más o para darles sabor, color, olor… Hay sospechas sobre sus efectos a largo plazo, aunque las autoridades sanitarias siguen diciendo que son seguros. Los más traicioneros son los potenciadores del sabor, que pueden alterar la percepción de hambre y saciedad e incrementar la ingesta del producto (son los que van del E621 al E635). GRASAS E l 3 0 % d e nuestras calorías diarias deben venir de grasas, pero no más. Si una etiqueta contiene 15 g o más de grasas totales por cada 100 g de alimento es que es alto en ese nutriente. Será bajo en grasas cuando aporte 3 g o menos. En el caso de las grasas saturadas, el límite es 5 por cada 100 g de producto. ESTOS SON LOS CONCEPTOS CLAVE PARA SABER QUÉ ESTÁS COMPRANDO Los fabricantes tienen la obligación legal de especificar cómo están elaborados sus alimentos, pero a menudo lo muestran de una manera poco clara. Así, podemos encontrarnos productos “sin azúcar” que llevan equivalentes como fructosa o maltodextrina, o alimentos baratos que se elaboran con aceites refinados y un porcentaje ínfimo del aceite de oliva virgen que proclaman en letras gigantes en la etiqueta. CALORÍAS El valor energético se mide por las c a l o r í a s q u e aporta cada 100 g de producto. Se especifica en kJ (kilojulios) y en kcal (kilocalorías), el valor que más se suele entender. A veces se muestra el porcentaje que representa sobre el total de calorías consumidas en un día, pero en realidad no es muy práctico porque no todas las personas necesitan la misma cantidad. Además, dos productos con las mismas calorías pueden ser muy distintos: uno de ellos podría ser rico en azúcares y el otro un producto integral. HIDRATOS Y AZÚCARES La ingesta de carbohidratos no debe superar el 55% de la energía de los alimentos. Las etiquetas no suelen especificar qué cantidad de azúcar es natural del producto (como la manzana, que aporta fructosa) y cuál ha sido añadida artificialmente. A modo de referencia, recuerda que no debes superar los 25 g de azúcar diarios.

RkJQdWJsaXNoZXIy NTEwODM=